Tren Maya tala Calakmul pese a amparo, Pie de página, por Daliri Oropeza.


Habitantes mayas de Xpujil, Calakmul y organizaciones como el CRIPX exigen frenar destrucción de la naturaleza con el megaproyecto Tren Maya. Demandan al poder judicial hacer valer el amparo de suspensión definitiva del proyecto, ya que entró a la zona de amortiguamiento de la Reserva de Calakmul, y esto viola sus derechos humanos.

Por Daliri Oropeza Alvarez

Fotos: Cortesía CRIPX Calakmul

CIUDAD DE MÉXICO. – “Deben de parar la obra”, dijeron en la conferencia integrantes del  Consejo Regional Indígena y Popular de Xpujil (CRIPX) ante la preocupación de que la tala provocada por las obras del Tren Maya entró a la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biósfera de Calakmul. A la vez exigieron hacer valer el amparo de suspensión definitiva con el que cuentan.

El CRIPX de Calakmul denunció que talaron más de 10 hectáreas, aunque habitantes mayas peninsulares y choles de Xpujil, Campeche, cuentan con un amparo de suspensión definitiva otorgado desde marzo del 2020 por el Primer Juzgado de Distrito de Campeche con el cual suspende de manera definitiva cualquier obra del Tren Maya.

Aseguraron que siguen en su lucha por conservar el territorio como guardianes de la Biosfera de Calakmul, por lo cual realizaron un requerimiento al Juzgado Primero de Distrito de Yucatán, proceso legal con el cual “promueve incidente por exceso o defecto en el cumplimiento de la suspensión definitiva concedida”, por la tala realizada de manera ilegal en lo que Fonatur informó es el tramo 7 del Tren Maya.

“Nosotros… en la dolencia, que nos está generando este megaproyecto”, asegura Janet, integrante del CRIPX y habitante maya peninsular de Xpujil quien concede una entrevista a Pie de Página. Ella vive en Xpujil, en la parte limítrofe con Quintana Roo, acercándose a el Río Hondo, una parte que prevalece virgen pero que tiene carencia de servicios como agua potable o señal de teléfono. “Es un territorio muy bonito, todavía muy virgen”, asegura.

Janet afirma que además de violar su derecho a la consulta, a la autodeterminacion de los pueblo y al medio ambiente sano, el proyecto viola su derecho de acceso a la justicia, a pesar del amparo de suspensión, por lo cual los jueces deben responder.

Denuncia que no hay agua, y les han condicionado a aceptar el megaproyecto y les va a llegar. En suma, denuncia que con la entrada del ejército también se incrementaron la inseguridad, los asesinatos, los narcomensajes y la pelea por plazas.

ONU externa alerta por construcción del Tren Maya

El mismo día que el CRIPX dio esta conferencia, la ONU expresó su preocupación por la construcción del Tren Maya por poner en peligro derechos de los pueblos indígenas.

“Esta decisión (estatus de seguridad nacional) no sólo tiene el potencial de permitir que los abusos de los derechos humanos sigan sin ser abordados, sino que también socava el propósito del proyecto de llevar un desarrollo social y económico inclusivo y sostenible a los cinco estados mexicanos involucrados. En este contexto, la creciente participación del ejército en la construcción y gestión del proyecto también suscita gran preocupación”, afirmó Fernanda Hopenhaym, presidenta del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Empresas y Derechos Humanos.

El CRIPX entregó un peritaje ante el Juzgado de Yucatán. En el documento confirman que el área de más de 10 hectáreas deforestada es la misma zona que presentó Fonatur en la Manifestación de Impacto Ambiental. Esto, dicen, corrobora que el gobierno hace caso omiso de la suspensión definitiva de los jueces. 

Las afectaciones

Janet asegura que estas acciones del gobierno las deja sin defensa ante las violaciones a derechos humanos. Por eso decide hablar:

–¿Qué ha estado sucediendo con el amparo?

–Lo que sucede, que prácticamente en el tramo de nosotros, es el tramo 7, tenemos la suspensión definitiva pero no se ha respetado. No hay derecho de vía en este espacio y ya se hizo el peritaje que lo demuestra, nosotros estamos inconformes porque no se nos consultó de manera adecuada, porque no llegamos a una consulta previa, a nivel informada. Pero de todas maneras tomaron en cuenta según, una supuesta consulta a las zonas urbanas, que no viven por esta zona, ni fueron a zonas más rurales, a las comunidades.

Por el amparo recibimos acoso, nos han amenazado.  El año pasado se volvieron a meter el peritajes para que se compruebe que hubo falsedad, de que la gente que tramitamos el amparo no fue engañada.Janet

“Desde hace tres meses, hay una tala inmoderada en la parte norte de la cabecera municipal de Calakmul, que es Xpujil, territorio donde está el amparo. Cerca del del Tecnológico. Para el peritaje se hizo un recorrido y se hizo una toma de fotografía aérea para ver cuales hectáreas están taladas para una construcción que es del Tren Maya.

Están talando esta zona de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera de Calakmul, cuando se supone que hay una suspensión. Entonces nuestra la finalidad es exigir a los responsables, a los jueces, al magistrado, a todas aquellas autoridades que están haciendo caso omiso de un amparo, que detengan la construcción, la depredación. Están deforestando y se están brincando el amparo, y como pueblos mayas no debe de haber ese tipo de violaciones a nuestros derechos.

Ya hay una orden emitida. Esa es nuestra molestia, de que no se nos está respetando nuestros derechos que ya logramos con la suspensión”.

–Me hablas de que no hubo la consulta, pero las autoridades han reportado resultados de varias. También sé que la ONU denunció que no fue apropiada. ¿Qué sucedió?

 –Mira yo fui yo fui a una de las reuniones que convocaron. Partícipe en lo que dicen que fue la famosa consulta. Te hablo de mi experiencia.

“San José recibió una convocatoria pegada en la comisaría. Pegaron 16 hojas las con la convocatoria para la para la consulta. La persona que llegó a pegarlos me discriminó, me dijo que si no entiendo en español vas a tener que juntar tu dinero, dice, para que te puedas seguir a Mérida a que te brinden más información. Yo me quedé mirando y me empecé a reír. No le contesté. Tengo mis rasgos mayas pero a mis abuelos y a mis padres los despojaron de nuestra lengua.

Después entramos como como personas físicas, habitantes de Calakmul, pero también entramos como personas por parte de nuestra organización CRIPX. La mayoría de nosotros habló. Nos quejamos de este megaproyecto, por eso nos llaman los quejosos. Denunciamos las anomalías y que  había poca información acerca de este megaproyecto. Que nos hablaban de las supuestas ventajas pero no de las desventajas, de los daños que provocaría.

No era claro en lo que se quería de este proyecto, pero tampoco mostraban la cara de de la destrucción que se iba a generar. La autoridad decía que hay derecho a ví, pero eso no es verdad, ni hay estación como dice Fonatur ni hay derecho de vía, el único que hay es el de la carretera y donde pasa la la la corriente eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad. es lo único que hay. No ha habido un ferrocarril nunca.

Yo hice una lectura que de nuestras quejas y de lo que no se nos estaba tomando en cuenta, de la escasez de agua y no me dieron la oportunidad de terminar, de hacer mi lectura. Entonces los partidos políticos se ven involucrados y salieron a relucir los intereses.

Nosotros no estamos en ninguna línea partidista, o sea, no somos del partido político. Nosotros somos una organización y también somos personas habitantes de Calakmul, entonces estamos como organización, pero también estamos como personas. 

Y luego falsearon la información,  dijeron que 82 comisarios aceptaron el megaproyecto de loas 82 comunidades de Xpujil. Pero eso no es verdad, mezclaron a los comisarios ejidales y municipales y dobletearon los de las mismas comunidades, cuando solo podrían participar los ejidales. Entonces tendrían que ser 164 en total.

–¿Qué están viviendo por este atropello?

–Nosotros, en la dolencia, que nos está generando este proyecto. Todo lo que va a contraer. La inseguridad, la delincuencia que ya estamos viviendo. La destrucción de la naturaleza.  Estamos viviendo los narcomensajes y la militarización, que no solucionan nada de las de las matanzas que han habido. Ese es un granito de todo lo que se viene a través de este megaproyecto de tren maya.

Está la Guardia Nacional, está la policía estatal, municipal, está el batallón.No cuadrada, prácticamente no hay solución alguna para la inseguridad. Solo están para echar andar el megaproyecto.

Nos están violentando, no están respetando el amparo. La Sedena está construyendo un casino que viene siendo parte del Tren Maya. Nos engañan diciendo de que todo lo que producen los campesinos se va a subir al tren y se va a comercializar en otros lugares. Y la gente está confiada de que eso es lo que va a pasar y no es cierto.

Xpujil, Calakmul, no tiene la capacidad para recibir a tanta gente de turistas. Nosotros escaseamos de agua. A veces tres, cuatro meses sin agua. Si no captamos agua no tenemos agua y el agua para beber a veces la tenemos que andar comprando porque la captación nos va a servir para el uso personal, para lavar la ropa, los trastes, bañarse.

Por eso hacemos el llamado a las autoridades competentes que están detrás de todo esto que tengan en cuenta que lo que ya se decidió por parte de las comunidades y lo que decidió el juez y se debe de respetar.

La resistencia

–¿Han hecho brigadas  o inspecciones en el área talada?

–Nosotros nos hicimos presentes. Hubo un encuentro del Congreso Nacional Indígenta y fuimos este mes de noviembre, a donde se está haciendo la tala inmoderada y nos hicimos presente. Había un velador, pero no era cualquiera, era un militar vestido de civil que estaba ahí resguardando las maquinarias con las que cortaron el monte. Nos tomaron fotografías, aunque no nos fuimos a manifestar agresivamente, fuimos a una manifestación, pacíficamente donde mostramos las hectáreas taladas.

–¿Y qué pasó con todo lo que talaron?

–No lo aprovecharon. Ni siquiera. Todo lo que deforestaron solo lo amontonaron ahí hicieron un banco de de desecho y ahí lo dejaron. Cuando la madera la pudieron haber reutilizado. Lo están destruyendo, se pudo aprovechar, pero ni así.

– ¿Por que estás en esta lucha, o sea que que ves en en la naturaleza que te motiva estar aquí.

–Por mis hijos. Cuando mi hijo me dice mamá, ya vamos a regresar a la casita porque le gusta la naturaleza. Te estoy hablando de un niño de 2 años y lo primero que hace cuando llega es oler el clima el el aire.

“Estoy luchando porque disfrutas eso de la naturaleza. Estás pendiente de los animales, de la siembra.  Somos seres humanos y tenemos nuestros defectos, pero no podemos tapar el sol con un dedo, no podemos creer que porque vivimos en zonas rurales no existen los problemas y escasez.  Pero yo no te voy a decir que si al desarrollo con el condicionamiento de ‘te voy a traer agua, si me aceptas el tren’, ‘te voy a traer este crecimiento turístico, si me aceptas el tren’, conocemos la destrucción del turismo duro.

De todo el turismo extranjero prácticamente americano es el que viene solo al libertinaje, la droga la prostitución la pedofilia, mi hija no va a poder caminar por las calles cuando esas de ese turismo tenga una necesidad prácticamente nos van.

Donde vamos a recibir hostigamiento, violaciones y secuestro. Donde va haber más escasez de agua. Nosotros no estamos incluidos en el paquete para satisfacer necesidades de un turismo. Problemas que ni el gobierno no va a poder, va a poner va a poder manejar, como en Tulum o en Cancún que se volvió inseguridad es asesinatos narcotráfico peleando por plazas. En todas esas cosas que según ibas a tener desarrollo, pero no es el desarrollo que queremos, que le conviene a las comunidades mayas. 

Le preguntas a la gente si quiere trabajar en Cancún pero lo que busca es regresar a sus comunidades. No nos vamos de nuestras comunidades por una naturaleza, pero también no nos vamos por nuestra propia seguridad y nuestra propia integridad, por nuestros hijos. La defendemos porque ¿qué le vamos a dejar a nuestros hijos, qué le vamos a dar a nuestros hijos? ¿Qué nos va a esperar en un futuro?

Veamos el desarrollo. Si fuera un proyecto que yo te dijera este proyecto lo van a manejar las comunidades indígenas, los pueblos, va a haber trabajo para el pueblo. Dicen que hay oportunidades para todos. Eso es una mentira, es una vil mentira. Estamos hablando de que La reserva de la biosfera de Calakmul es patrimonio mixto de la humanidad por la UNESCO, por la relevancia cultural y natural, hay muchas lenguas y culturas que convivimos.

Lo único que hacemos si aceptamos el tren maya es engañar a nuestros jóvenes de que va a haber trabajo y de que habla tal idioma solo en castilla, pero pierde la tuya, pierde tu cultura, hasta la forma de sembrar,  la forma de cosechar, la forma de vivir se pierde.

Daliri Oropeza Alvarez 

Botas llenas de Tierra. Tejedora de relatos. Narro sublevaciones, grietas, sanaciones, Pueblos. #CaminamosPreguntando De oficio, periodista. Maestra en Comunicación y cambio social. #Edición #Crónica #Foto #Investigación

Publicado por mujeresylasextaorg

Mujeres que Luchan, adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Anti patriarcales y Anticapitalistas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: