Video que muestra el plan para fabricar delitos a tres compañeras detenidas en la Okupa Cuba. ¡Presas políticas Libertad!


El pasado viernes 15 de abril, un aparatoso operativo de más de 200 policías llevó a cabo un desalojo violento del inmueble Casa de Refugio Okupa Cuba Monumenta Viva en la Ciudad de México. En este desalojo se llevaron detenidas a tres mujeres que se encontraban en la Casa en calidad de refugiadas quienes fueron golpeadas y amenazadas, en ningún momento se les mostró orden de aprehensión alguna ni tampoco se les informó sobre los cargos por los cuales estaban siendo detenidas ni tampoco la Fiscalía a la que serían trasladadas.
La Okupa Cuba fue un espacio autogestivo y autónomo que surgió como protesta permanente ante el hartazgo y la indignación por la impunidad, la indolencia y la revictimización de las instituciones patriarcales del Estado Mexicano que niegan y obstaculizan el legítimo derecho a la justicia por el que las mujeres luchamos. Familiares, víctimas directas y acompañantes feministas, en un hecho inédito en la historia de nuestro país, recuperaron las instalaciones de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.
Luego de su detención las llevaron a la Fiscalía de Investigación Territorial 1 de Benito Juárez, en donde fueron sometidas a tortura psicológica, verbal y física y, aún sin informarles de los cargos por los cuales habían sido detenidas, se les impuso un abogado de oficio que las obligó a encapucharse y a firmar documentos. A su vez, el día de su detención circularon por redes sociales imágenes de las caras de las tres compañeras que fueron filtradas por la Fiscalía. En ellas se ven signos de maltrato y golpes, que fueron publicadas en las redes del reportero Carlos Jiménez, quien ya antes ha incurrido en estos delitos y propaga discursos de odio en contra del movimiento feminista.
Desde su ingreso al Penal de Santa Martha, han sido golpeadas y torturadas por custodias y también se les negó el acceso al derecho a su legítima defensa, obstaculizando la defensoría que ellas eligieron y obligándolas bajo coacción y amenazas a aceptar y firmar por abogados de oficio.
Durante la primera audiencia que se les realizó el día lunes 18 de abril, se les notificó que estaban siendo imputadas por el delito de narcomenudeo en posesión simple, un delito que en este país asestado por el narcotráfico, se procesa regularmente en libertad pero que, en el caso de las compañeras, evidenciando la línea propiamente política del juez, se les dio prisión preventiva oficiosa por considerarlas peligrosas y con riesgo de fuga.
Ha circulado un video proporcionado por la defensa en el que es claramente visible y audible el contubernio entre los policías y los servidores públicos de la Fiscalía de Benito Juárez para fabricar el delito de posesión simple incriminándolas con la posesión de 10 bolsitas de mariguana a cada una.
Por otro lado, las burlas que han recibido las familias cuando acuden al penal, sumadas a los actos de tortura que ellas enfrentan desde su detención y a la obstaculización de sus abogados particulares de ejercer una pronta y eficaz defensa, dan cuenta de los múltiples recursos que tiene el Estado a la mano para violentar los derechos humanos de mujeres refugiadas, activistas y feministas. Tanto a la derecha de este país como a este gobierno de la supuesta 4ta transformación le incomodan las feministas que no cumplen con sus estándares del buen comportamiento, con sus reglas de etiqueta social para validar el activismo que les valida a ellos.
Esas tres compañeras que están ahora presas en Santa Martha son activistas feministas, acompañantes de familias víctimas de feminicidio, quienes han ofrendado su tiempo y su energía para construir un refugio para mujeres e infancias, con el objetivo de denunciar todas las formas de violencia que enfrentamos cotidianamente en este país, las mujeres e infancias en particular y cualquier luchadora o luchador social, en general.
Esas tres compañeras que están ahora presas en Santa Martha resisten a todo el peso del Estado y de la ley que se ha ensañado en castigarlas.
Durante los últimos meses, hemos visto cómo se han abierto numerosas carpetas de investigación en contra de activistas feministas, haciendo caso omiso al principio de que protestar es un derecho, mientras que reprimir es un delito. Además de las carpetas de investigación, vimos el grado de crueldad y el uso desmedido de la fuerza represora y de la tortura en Chimalhuacán, Estado de México, el 3 abril del año en curso, cuando madres víctimas de feminicidio fueron desalojadas de un plantón que mantenían con otras activistas frente a la sede regional de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.
Y no para, pues el pasado 27 de abril, el plantón instalado por la comunidad triqui, frente al Palacio de Bellas Artes, que exigía la pronta resolución del desplazamiento forzado que sufrieron de sus comunidades en Oaxaca, fue brutalmente desalojado y posteriormente encapsulado por más de cuarenta horas, atentando contra la seguridad de mujeres e infancias, contra el derecho a la libre manifestación y al libre tránsito, agravando la situación de vulnerabilidad que ya enfrenta la comunidad triqui.

Nosotras, como feministas, hemos visto a lo largo de estos tres años la incapacidad de este gobierno de dar respuestas contundentes, coherentes, eficaces para garantizar el derecho a una vida libre de violencia a las mujeres de este país.

Por todas estas razones, hacemos un llamado primero a las colectivas y organizaciones feministas de este país, a no ceder frente al avance de la política de criminalización y represión por parte del Estado en nuestra contra.
A los medios libres de comunicación les llamamos a acuerpar nuestra lucha.
A la Red de Periodistas Feministas y a los medios internacionales que han documentado la lucha de la Casa de Refugio Okupa Cuba Monumenta Viva, les pedimos, compañeras, que nos ayuden compartiendo el material que han producido sobre el trabajo que se hacía desde el arte, desde el acompañamiento, los talleres, las mercaditas y todas las demás actividades que daban sentido a mujeres e infancias que se resguardaban en el espacio.
Es un llamado a romper la indiferencia, la justificación de la violencia en nuestra contra, la criminalización a las que luchan, a las que desde la rabia están dispuestas a dar su vida en la defensa por la justicia que otra mujer necesita.

Nos necesitamos, el mundo que estamos viviendo es un mundo de guerra, de violencia generalizada, es un mundo donde el desastre se experimenta de manera simultánea en todos los territorios.

#LasFiscaliasFabricandelitos

#LibresYa

#MagdaLibre

#KarlaLibre

#PresasPolíticas

Publicado por mujeresylasextaorg

Mujeres que Luchan, adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Anti patriarcales y Anticapitalistas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: