¡Verdad y Justicia para Virgina y Julia!


“El problema no era yo y tampoco era nuevo, era falta de memoria, injusticia, abandono.
El problema era una historia contada por hombres y padecida por mujeres”. -Jhoana Patiño

El día 22 de Junio llegó la noticia de que en una de las comunidades que conforman el municipio de Huautla de Jiménez, exactamente en la congregación de Peña Campaña, habían asesinado a Julia Martínez y Virginia Casiano.

Nuestros corazones se llenaron de tristeza, rabia e impotencia. Porque conocemos de primera mano, sentimos y vivimos el contexto en el que se dan estas muertes, lo que implica ser mujer y ser indígena y cómo la oportunidad de tener justicia se reduce el doble, en este cementerio llamado México y que se cubre con nuestros cuerpos y sangre.

Sabemos que nuestras muertes para los gobiernos son una mera suma, una estadística; que nuestros nombres dejan de ser nombrados y nos convertimos tan sólo en un número.

La violencia que vivimos actualmente es una forma de relacionarnos en sociedad, la violencia es un hábito que alcanza las relaciones de género y es jerárquica porque no se trata sólo de hombres violentando a las mujeres, se trata de instituciones y gobiernos de todos los niveles siendo juez y parte, se trata de como autoridades y sociedad recurren al sospechosismo moral como herramienta para atacar, justificar y exponer a las mujeres violentadas y asesinadas, de dudar sus pasos, sus decisiones, de sentirse libres de juzgar la vida de las mujeres y librar a los asesinos de su crimen.

Pero algo vamos a decirles: ¡No dejaremos de nombrarlos y decirles que son cómplices!.

Tampoco dejaremos de mencionar y señalar que los asesinos de los feminicidios ocurridos en nuestro municipio siguen impunes, ninguna autoridad en ningún trienio ha hecho justicia a la vida de las mujeres asesinadas; deciden por su cuenta callar, la justicia por los feminicidios nunca ha formado parte de las prioridades de su agenda y tampoco esperamos que ahora pretendan hacer simulaciones, porque son cómplices por omisión.

De la misma forma son cómplices aquellos oportunistas que buscan lucrar con la vida de Julia y Virginia, cuando deciden qué muertes si merecen relevancia y cuáles no, cuando deciden levantar la voz para aprovechar una oportunidad, para tomar revancha política, cuando han callado ante otros crímenes y feminicidios porque de esas muertes no pueden beneficiarse. Las vidas de Julia y Virginia no son un trofeo político.

Por esto y por muchas otras injusticias que se han cometido sobre nuestras vidas, hoy alzamos la voz y decimos ¡Basta! ¡Basta de beneficiarse con nuestras muertes! ¡Basta de feminicidios!

Seguiremos levantando la voz y nombrando a todas nuestras compañeras asesinadas, porque no son una cifra, son mujeres que tuvieron una historia y que hoy dejan un gran vacío en los corazones.

Sus muertes alimentan nuestra rabia y memoria.
Por ustedes y por todas las mujeres asesinadas en la mazateca y el mundo seguiremos gritando

¡Justicia!
¡Justicia para Julia y Virginia!
¡Ni una asesinada más!

Grupo de mujeres-MAPOC

Publicado por mujeresylasextaorg

Mujeres que Luchan, adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Anti patriarcales y Anticapitalistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: