Pronunciamiento por las jóvenes triquis desaparecidas


El 5 de julio del año 2007 desaparecieron Virginia Ortiz Ramírez de 20 años de edad, quien es profesora de educación primaria bilingüe y su hermana Daniela Ortiz Ramírez de 14 años quien es estudiante de secundaria. Ellas son originarias de la comunidad de el  Rastrojo Cópala, Juxtlahuaca, en la región Mixteca del Estado de Oaxaca y pertenecen al Movimiento Unificador de Lucha Triqui (MULT).

Desde entonces, su desaparición ha sido solapada por la indiferencia de las autoridades correspondientes en el asunto en medio de un conflicto entre diversas organizaciones.

Antonia Ramírez y Emelia Ortiz, madre y prima de Virginia y de Daniela se han movilizado en diferentes instancias nacionales e internacionales, pero pareciera que sus voces no fueran suficientemente fuertes como para lograr acciones contundentes de parte de los servidores públicos con persistente sordera.

Ellas han declarado que en los problemas de hombres no se debe atacar a las mujeres; que son ellos quienes deben solucionar sus conflictos. Pero la terrible realidad es que las mujeres somos percibidas, culturalmente, como un objeto muy valioso del contrario y es sobre nosotras donde recae la violencia estratégica y cotidianamente. Somos las mujeres el famoso “botín de guerra”.

La situación de Virginia y Daniela es un claro ejemplo de la impunidad e indiferencia de parte de las autoridades locales, estatales y federales ante la violencia que se ejerce contra las mujeres, pero también deja al descubierto, una vez más, la utilización de las mujeres como terreno de confrontación en los conflictos políticos, donde la indiferencia pasa de lo institucional a lo social.

Nosotras no aceptamos la indiferencia social, no aceptamos que a más de medio año de la ausencia de nuestras compañeras, no exista un indicio de su localización. Por esto exigimos la aparición de las compañeras, que hace más de medio años no pueden estrechar a su madre entre sus brazos, ni pisar su hogar a cada despertar. Exigimos también el respeto por los derechos de las mujeres a tener una vida libre de ataques, violencias y menosprecios, que le pongan en condición de representar un botín de guerra. Y mandamos un abrazo sororario a Antonia Ramírez y Emelia Ortiz, quienes son testimonio de fuerza y valor para todas las mujeres que no aceptamos las cosas en su estado normalizado y normatizado de silencio e indiferencia.

Mujeres y la Sexta DF-Edomex
Abajo y a la Izquierda con todo el Corazón

Publicado por mujeresylasextaorg

Mujeres que Luchan, adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Anti patriarcales y Anticapitalistas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: