La Casa de las 30000 de Mariana Arabarco

Veo a las personas recortadas en sus ventanas y balcones lejanos. Hace ya casi un mes que me atraganta una sintaxis silenciosa y sólo cuatro días de aislamiento obligatorio frente a un mar interrumpido por altos edificios. Mi percepción del tiempo es una experiencia reciclada de suspiros y achicamientos varios en sinestésica nostalgia. Los te quiero que vienen desde distintas cardinalidades son la energía sustentable que sacude el laberinto de mi misma cuando tirito de frío mental. Saludo a las moscas que entran por la ventana y que luego se van porque pueden.

Hay un momento de la tarde en el que el sol rebota en el metal de un edifico perpendicular a tres cuadras y un brillo encandilante entra por mi ventana. Me arrincono en esa oportunidad lumínica para resistir a los accesos de angustia que alternan con yoga y lectoescrituras. Extraño todo. Bueno, querías habitar tu soledad, dijo mi madre; querías un cambio radical; ¿no estás haciendo lo que querías?,me dijeron amigxs. Y sí, yo quería…quería desmenuzar la ficción de la soledad, torcer el sexo, el género, los vínculos, pero no quería peste, muerte medida en tiempo real, fuerzas represivas del estado en la calles del mundo, encierro exasperante.

Carecer de un abrazo diario me hace sentir que no sobreviviré, pero no romantizo la cuarentena. Estar solx con tu cerebro puede ser tan atroz como quedar atrapadx con alguien que te violenta, ser muchxs en un pequeño espacio, querer guardarse y tener que salir porque no queda otra. No es tiempo de medirse las desgracias. En esta fecha pienso en la lucha de madres y abuelas por la verdad, la justicia, la memoria. Pienso en lxs 30000 detenidxs desaparecidxs, en lxs muertxs de Abya Yala, en abortos clandestinos, en la deuda externa, en los mataderos. Proliferan en cuarentena las imágenes de la hidra capitalista, como le dicen lxs zapatistas.

Colgué mi pañuelo en la ventana. Temo que no se ve, creo que en este edificio casi deshabitado nadie me ve. Pero luego recibo un mensaje de buen día, una llamada, recuerdo una propuesta de juego pendiente, el audio de una amiga leyéndome un fragmento de la novela que la acompaña, las fotos de la perra mimosa que extraño tantísimo y dejo de moquear. Sobreviene una mueca a mi cara triste porque cuando me alejé de casa deseaba vivir mis afectos no monógamamente. Pues, ahora, dependo de toda una red afectiva que se reinventa creativamente a través de gestos de cuidado y puesta en común de los pesares. Un paisaje de apoyos mutuos interroga desde una naturaleza reverdecida por las circunstancias. 

Decime cómo te puedo sostener hoy.

https://contraidentitaria.wordpress.com/2020/03/24/en-casa-con-lxs-30000/

Necropolítica, colapso y coronavirus por Gilberto López y Rivas

Necropolítica, colapso y coronavirusGilberto López Y Rivas

os hechos noticiosos pasaron desapercibidos en los medios, saturados, como están, en torno al Covid-19, que ha impactado la vida de millones de personas en el mundo, mostrando, aún más que los efectos de esa enfermedad viral en sí, los profundos quebrantos de los servicios de salud pública, privatizados y desatendidos por los gobiernos neoliberales, así como las negligencias y contubernios criminales de estos gobiernos, que impiden adoptar políticas de salud responsables y efectivas frente a la pandemia, debido a que no desean afectar los intereses económicos de los grupos dominantes y su propia imagen política.

Uno de esos hechos es la amenaza de bloqueo naval a la República Bolivariana de Venezuela (Ángel Guerra, La Jornada, 15/3/20), mientras que el otro es la realización de maniobras militares de la OTAN en Europa. En ambos casos es evidente que la maquinaria de la alianza imperialista militar encabezada por Estados Unidos no se detiene, a pesar de la pandemia y el agravamiento de la crisis económica de los mercados, sobre todo, en las pequeñas economías precarizadas que sobreviven apenas, y que no pueden darse el lujo de abandonar sus trabajos, hacerse de víveres y recluirse en sus casas o lavarse las manos con el agua con la que no cuentan. La condición de clase determina las probabilidades de atención domiciliaria-hospitalaria y, en última instancia, de la sobrevivencia misma de los grupos más vulnerables.

Es sorprendente el paralelismo de la situación creada por la emergencia de salud en la que estamos inmersos, con lo escrito por Carlos Taibo en su libro Colapso: Capitalismo terminal, transición ecosocial, ecofascismo, Buenos Aires: Libros de Anarres, 2017, en el que explora justamente las causas de un colapso sistémico de carácter global, poniendo énfasis en el cambio climático y el agotamiento de las materias primas. Subraya que a diferencia del pasado, cuando las principales amenazas de catástrofes estaban asociadas con fenómenos naturales, a partir del siglo XX, la acción humana resulta decisiva y fatal. Taibo, como otros autores, prefiere hablar de cambio climático y no de calentamiento global y, conforme a sus datos, será imposible evitar la subida de 2 a 3 grados en la temperatura media planetaria, por lo que sus consecuencias, expuestas someramente, corresponden con la realidad mundial que estamos ya viviendo: elevación del nivel del mar, desaparición del hielo en los polos, extinción y mutación de especies, desertización, deforestación, incremento en la frecuencia e intensidad de los huracanes, dificultades crecientes para la producción de alimentos, inundaciones inéditas y para siempre de tierras habitadas en litorales e islas, y, ¡surgimiento de nuevas enfermedades!, como ha ocurrido con el Covid-19.

Volver a la lectura de esta obra impactante, perturbadora e ineludible hace comprensibles y urgentes los llamados constantes de los mayas zapatistas a organizarse ante una tormenta que no es ni metafórica ni simbólica y que alude no a una visión apocalíptica o de profecías milenaristas, sino a la posibilidad real y fundada científicamente de una catástrofe a escala mundial en un futuro cada vez más cercano, que Taibo denomina colapso, esto es, el hundimiento general y masivo del sistema dominante, manifiesto en reducciones sustanciales en la producción industrial; el derrumbe simultáneo y combinado de carácter financiero, comercial, político, social, cultural y ecológico, debido a sus propias contradicciones y realidades verificables, en sinergia con diversas y severas implicaciones previsibles y ya progresivamente manifiestas del mencionado cambio climático (ver: Emiliano Hersch González: http://enelvolcan.com/ 84-ediciones/059-octubre-diciembre -2019/629-crisis-climatica-que-hacer).

Ello tiene un referente a su vez ineludible en nuestro país. El EZLN en su comunicado del pasado 16 de marzo denuncia críticamente: la frívola irresponsabilidad y la falta de seriedad de los malos gobiernos y de la clase política en su totalidad, que hacen uso de un problema humanitario para atacarse mutuamente, en lugar de tomar las medidas necesarias para enfrentar ese peligro que amenaza la vida sin distinción de nacionalidad, sexo, raza, lengua, creencia religiosa, militancia política, condición social e historia. Asimismo, llama a no dejar caer la lucha contra la violencia feminicida, a continuar la lucha en defensa del territorio y la Madre Tierra, a mantener la lucha por los desaparecid@s, asesinad@s y encarcelad@s y a levantar bien alto la bandera de la lucha por la humanidad.

Pese al colapso visiblemente en desarrollo, el capitalismo necropolíticobuscará utilizar la pandemia en favor de sus intereses de clase, con la complicidad de los estados a su servicio. A los pueblos corresponde resistir unidos y organizarse por la vida y el futuro de las generaciones venideras.Subir al inicio del texto

https://www.jornada.com.mx/2020/03/20/opinion/018a1pol

Urge apoyo de medicamento para una compa que se quedó varada en México

Una compañera quedo varada en México y está muy mal de salud. Requiere un medicamento muy especifico.
Si alguien puede donar el médicamente o apoyar con una cooperación favor de comunicarse con:

Estrella 5525316166

POR CORONAVIRUS EL EZLN CIERRA CARACOLES Y LLAMA A NO ABANDONAR LAS LUCHAS ACTUALES

COMUNICADO DEL COMITÉ CLANDESTINO REVOLUCIONARIO INDÍGENA-COMANDANCIA GENERAL DEL EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO.

16 DE MARZO DEL 2020.

AL PUEBLO DE MEXICO:
A LOS PUEBLOS DEL MUNDO:
AL CONGRESO NACIONAL INDÍGENA – CONCEJO INDÍGENA DE GOBIERNO:
A LA SEXTA NACIONAL E INTERNACIONAL:
A LAS REDES DE RESISTENCIA Y REBELDÍA:

HERMANAS, HERMANOS, HERMANOAS:
COMPAÑEROS, COMPAÑERAS, COMPAÑEROAS:

LES COMUNICAMOS QUE:

CONSIDERANDO LA AMENAZA REAL, COMPROBADA CIENTÍFICAMENTE, PARA LA VIDA HUMANA QUE REPRESENTA EL CONTAGIO DEL COVID-19, TAMBIÉN CONOCIDO COMO “CORONAVIRUS”.

CONSIDERANDO LA FRÍVOLA IRRESPONSABILIDAD Y LA FALTA DE SERIEDAD DE LOS MALOS GOBIERNOS Y DE LA CLASE POLÍTICA EN SU TOTALIDAD, QUE HACEN USO DE UN PROBLEMA HUMANITARIO PARA ATACARSE MUTUAMENTE, EN LUGAR DE TOMAR LAS MEDIDAS NECESARIAS PARA ENFRENTAR ESE PELIGRO QUE AMENAZA LA VIDA SIN DISTINCIÓN DE NACIONALIDAD, SEXO, RAZA, LENGUA, CREENCIA RELIGIOSA, MILITANCIA POLÍTICA, CONDICIÓN SOCIAL E HISTORIA.

CONSIDERANDO LA FALTA DE INFORMACIÓN VERAZ Y OPORTUNA SOBRE EL ALCANCE Y GRAVEDAD DEL CONTAGIO, ASÍ COMO LA AUSENCIA DE UN PLAN REAL PARA AFRONTAR LA AMENAZA.

CONSIDERANDO EL COMPROMISO ZAPATISTA EN NUESTRA LUCHA POR LA VIDA.

HEMOS DECIDIDO:

PRIMERO.- DECRETAR LA ALERTA ROJA EN NUESTROS PUEBLOS, COMUNIDADES Y BARRIOS, Y EN TODAS LAS INSTANCIAS ORGANIZATIVAS ZAPATISTAS.

SEGUNDO.- RECOMENDAR A LAS JUNTAS DE BUEN GOBIERNO Y MUNICIPIOS AUTONÓMOS REBELDES ZAPATISTAS, EL CIERRE TOTAL DE LOS CARACOLES Y CENTROS DE RESISTENCIA Y REBELDÍA, DE FORMA INMEDIATA.

TERCERO.- RECOMENDAR A LAS BASES DE APOYO Y A TODA LA ESTRUCTURA ORGANIZATIVA SEGUIR UNA SERIE DE RECOMENDACIONES Y MEDIDAS DE HIGIENE EXTRAORDINARIAS QUE LES SERÁN TRASMITIDAS EN LAS COMUNIDADES, PUEBLOS Y BARRIOS ZAPATISTAS.

CUARTO.- ANTE LA AUSENCIA DE LOS MALOS GOBIERNOS, EXHORTAR A TODAS, A TODOS Y A TODOAS, EN MÉXICO Y EL MUNDO, A QUE TOMEN LAS MEDIDAS SANITARIAS NECESARIAS QUE, CON BASES CIENTÍFICAS, LES PERMITAN SALIR ADELANTE Y CON VIDA DE ESTA PANDEMIA.

QUINTO.- LLAMAMOS A NO DEJAR CAER LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA FEMINICIDA, A CONTINUAR LA LUCHA EN DEFENSA DEL TERRITORIO Y LA MADRE TIERRA, A MANTENER LA LUCHA POR L@S DESAPARECID@S, ASESINAD@S Y ENCARCELAD@S, Y A LEVANTAR BIEN ALTO LA BANDERA DE LA LUCHA POR LA HUMANIDAD.

SEXTO.- LLAMAMOS A NO PERDER EL CONTACTO HUMANO, SINO A CAMBIAR TEMPORALMENTE LAS FORMAS PARA SABERNOS COMPAÑERAS, COMPAÑEROS, COMPAÑEROAS, HERMANAS, HERMANOS, HERMANOAS.

  LA PALABRA Y EL OÍDO, CON EL CORAZÓN, TIENEN MUCHOS CAMINOS, MUCHOS MODOS, MUCHOS CALENDARIOS Y MUCHAS GEOGRAFÍAS PARA ENCONTRARSE.  Y ESTA LUCHA POR LA VIDA PUEDE SER UNO DE ELLOS.

ES TODO.

DESDE LAS MONTAÑAS DEL SURESTE MEXICANO.
Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del
Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Subcomandante Insurgente Moisés.
México, marzo del 2020.

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2020/03/16/por-coronavirus-el-ezln-cierra-caracoles-y-llama-a-no-abandonar-las-luchas-actuales/

Apoyo a la Familia de Lesvy

Buena noche Compañerxs, nos apoyan a compartir y ojalá puedan acompañarnos. Nos veremos mañana martes 10 de marzo afuera del TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA CDMX* a partir de las 10:00 horas, estaremos bordando y exigiendo se juzgue con perspectiva de género, porque NO ESTÁMOS TODAS, PERO NO ESTÁMOS SOLAS, NOS VAN A VER JUNTAS!!!

Araceli Osorio Martínez. *Estación Niños héroes del M y MB. Gracias!!!

Hoy 9 de marzo de 2020 mujeres bases de apoyo del EZLN y del CNI apoyamos a la iniciativa a del paro nacional de un día

(Nota de la Comisión Sexta y del equipo de apoyo de la CVI: Nos mandaron las imágenes desde temprano, pero las compañeras que trabajan en la página están en paro. Ni modos: los hombres somos más torpes y nos tardamos más).

Caracol Jacinto Canek. JBG Flor de nuestra palabra y luz de nuestros pueblos que refleja para todos. Comunidad del CIDECI-Unitierra. Municipio oficial de San Cristóbal de las Casas.

Caracol Resistencia y Rebeldía un Nuevo Horizonte. JBG La luz que resplandece al mundo. Dolores Hidalgo. Tierra recuperada.

Caracol Espiral digno tejiendo los colores de la humanidad en memoria de l@s caídos. JBG Semilla que florece con la conciencia de l@s que luchan por siempre. Tulan Ka’u, tierra recuperada.

Caracol Raíz de las Resistencias y Rebeldías por la humanidad. JBG Corazón de nuestras vidas para el nuevo futuro. Ejido Jolj’a.

Caracol Floreciendo la semilla rebelde. JBG Nuevo amanecer en resistencia y rebeldía por la vida y la humanidad. Poblado Patria Nueva, tierra recuperada.

Caracol Torbellino de Nuestras Palabras. JBG Corazón del Arcoiris de la esperanza. Morelia.

Caracol Que habla para todos. JBG Nueva Semilla que va a producir. Roberto Barrios.

Caracol Resistencia Hacia un nuevo amanecer. JBG El camino del Futuro. La Garrucha.

Caracol Resistencia y Rebeldía por la Humanidad. JBG Corazón céntrico de los zapatistas delante del mundo. Oventik.

Caracol En Honor a la memoria del Compañero Manuel. JBG El pensamiento rebelde de los pueblos originarios. Poblado Nuevo Jerusalén. Tierra recuperada. Municipio oficial de Ocosingo.

Caracol Madre de los Caracoles de nuestros sueños. JBG Hacia la Esperanza. La Realidad. / Caracol Colectivo el corazón de semillas rebeldes, memoria del Compañero Galeano. JBG Pasos de la historia, por la vida de la humanidad. La Unión. Tierra recuperada. Municipio oficial de Ocosingo.

Hoy 9 de marzo 2020 mujeres bases de apoyo del EZLN y del CNI apoyamos a la iniciativa del paro nacional de un día.

El !ya basta! de Mujeres diversas ante Violencias múltiples por Aída Hernández Castillo

El !ya basta! de mujeres diversas ante violencias múltiples por R. Aída Hernández Castillo*

México-Tenochtitlan fue sede del 26 al 29 de febrero del octavo Encuentro Continental de Mujeres Indígenas de las Américas, donde se reunieron unas 300 integrantes de los pueblos originarios, cuyos territorios han quedado bajo el control de 22 estados-nación, desde Alaska hasta la Patagonia. Durante cuatro días compartieron sus estrategias de lucha ante las violencias coloniales, patriarcales, racistas, que han experimentado en sus cuerpos y en sus territorios. Sus experiencias son tan diversas como sus idiomas, sus historias y sus geografías, pero todas coincidieron en que para desestructurar las violencias que marcan sus vidas, no pueden limitar sus análisis a las violencias de género.

En este momento en que el ¡Ya basta! universitario ha puesto en el centro del debate nacional el tema del hostigamiento sexual y la violencia de género, estas voces vienen a recordarnos que las violencias que marcan las vidas de las mujeres indígenas y de millones de mujeres pobres y racializadas del continente, son violencias estructurales y coloniales más complejas, que no se limitan al maltrato de hombres machistas. Desde su creación en 1993, el Enlace Continental de Mujeres Indígenas (Ecmia), que articula a organizaciones de mujeres de pueblos originarios de todo el continente, ha señalado que los feminismos urbano-centrados, que no confrontan la violencia racista y la continuidad del despojo colonial de sus pueblos, no incluyen sus voces, ni sus experiencias y, por tanto, no las representan. Si bien algunas de las mujeres reunidas en este espacio, reivindican un feminismo indígena anticapitalista y antirracista, otras han rechazado el término, por sentir que ha sido secuestrado, por mujeres que no las escuchan, ni incluyen sus demandas en sus agendas de lucha.

En las mesas de trabajo de estos cuatro días el tema de las múltiples violencias que afectan sus vidas –que incluyen el despojo territorial, desplazamiento forzado, feminicidio, violencia de los megaproyectos que contaminan sus ríos y destruyen sus bosques y desaparición forzada– fueron analizadas como violencias patriarcales coloniales que destruyen el tejido social de sus comunidades. Para la mayoría de ellas, la necesidad de crear espacios propios de lucha, no está reñido con la construcción de alianzas con los hombres de sus comunidades en defensa de la vida, porque las violencias patriarcales del colonialismo, también los están matando a ellos. Aun reconociendo que estas violencias han sido internalizadas y reproducidas por los hombres de sus pueblos, su llamado es a reconstruir la casa común, a trabajar con los niños y niñas para que no sean secuestrados física y culturalmente, por la violencia del narco que está arrasando sus territorios o por el consumismo capitalista que destruye sus valores ético-culturales. Teorizaron desde un conocimiento encarnado: las compañeras de Cherán, compartieron sus experiencias alrededor de las fogatas, pasando por sobre las diferencias comunitarias para defender su territorio y expulsar a los narcotraficantes y talamontes de la región. Las hermanas misquitas de la Costa Atlántica de Nicaragua nos hablaron con desencanto de las limitaciones del reconocimiento constitucional de sus autonomías, cuando los colonos siguen avanzando con la complicidad del Estado nicaragüense, matando a la población indígena para arrebatarle su territorio. Las mujeres innu, de Canadá, nos compartieron sus luchas contra el feminicidio de mujeres indígenas, en ese país que se ostenta como el ejemplo de la democracia multicultural. Si bien, la mayoría de los testimonios fueron desgarradores, siempre iban acompañados con la fuerza de la organización colectiva que han venido desarrollando contra estas múltiples violencias. Somos mujeres-medicina, clamaban en sus cantos, porque nos estamos curando y curando a nuestros pueblos de estas violencias.

Hoy el encuentro de estas mujeres-medicina en tierras mexicanas, coincide con la efervescencia de una movilización feminista, a la que han querido montarse partidos políticos, organizaciones de derecha e izquierda que nunca habían priorizado las demandas de las mujeres y que en muchos casos se habían caracterizado por sus políticas misóginas y sus prácticas machistas. Para algunos de estos sectores ha resultado fácil apropiarse de la lucha contra la violencia hacia las mujeres, porque la ven como un problema de hombres violentos, que agreden a mujeres vulnerables. Pero se trata de un problema estructural, sistémico, que reproducen los partidos políticos, no sólo cuando hostigan a las mujeres de su partido o las excluyen de puestos de dirección, sino también cuando aprueban leyes que posibilitan el despojo, la contaminación o la destrucción de la vida de las comunidades indígenas. El ¡ya basta! de las mujeres indígenas es por la defensa de la vida de ellas, de sus comunidades, y de la Madre Tierra.

*Investigadora del Ciesas.

https://www.jornada.com.mx/2020/03/02/opinion/015a2pol

Marchemos juntas el #8M como Mujeres que Luchamos y portemos moño negro en señal de luto por los feminicidios.

Punto de encuentro frente al Teatro Jiménez Rueda, La Fragua # 2, Alcaldía Cuauhtémoc, CDMX, don 8 de marzo, 1:30pm

Llegando al Zócalo expondremos mantas y fotos sobre las Mujeres Zapatistas y del CNI; colocaremos un gran moño negro en señal de luto por los feminicidios ; y a las 6:40pm haremos la compartición de la Luz que nos dieron las Compañeras Zapatistas.

Convocan:

Mujeres y la Sexta

Red de Mujeres que Luchan “Porque Acordamos Vivir”

Marchemos juntas el #8M como Mujeres que Luchamos y portemos moño negro en señal de luto por los feminicidios

No necesitamos permiso para luchar por la vida. Las mujeres zapatistas se unen al paro nacional del 9 de marzo.

NO NECESITAMOS PERMISO PARA LUCHAR POR LA VIDA. LAS MUJERES ZAPATISTAS SE UNEN AL PARO NACIONAL DEL 9 DE MARZO

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.
MÉXICO.

1 de marzo del 2020.

A las Mujeres que luchan en México y el Mundo.
De: Las Mujeres indígenas zapatistas del EZLN.

Compañera y hermana:

Te saludamos a nombre de las mujeres indígenas zapatistas de todas las edades, tanto desde las pichitas hasta las de más juicio, que sea de edad. Esperamos que te encuentres bien y luchando en compañía de tus familias, hermanas y compañeras.

Acá tenemos muchos problemas por razón de los paramilitares que ahora son del partido Morena, y antes fueron del PRI, el PAN, el PRD y el Verde Ecologista.

Pero no es de eso que te queremos platicar, sino de algo que es más urgente y más importante. Que sea de las grandes violencias que hay contra las mujeres y que se ve que no se detienen, sino que aumentan y también aumenta la crueldad. Los asesinatos y desapariciones de mujeres ya son una locura que antes no se podía imaginar. Ninguna mujer, de cualquier edad, clase social, militancia política, color, raza o creencia religiosa, está a salvo. Tal vez podríamos pensar que las mujeres ricas, las gobernantes y las famosas, que tienen cómo protegerse con sus guardias y policías, podrían decir que están seguras, pero ni ellas, porque no son pocas las veces que la violencia que nos desaparece, nos secuestra y nos asesina, viene de familiares, amistades y conocidos.

Hay que acabar con esas violencias, vengan de donde vengan. Por eso hicimos antes un llamado a manifestarnos, como mujeres que somos, el día 8 de marzo del 2020. Cada quien según su modo, su lugar y su tiempo. Y llamamos a que la demanda principal de esas manifestaciones sea detener la violencia contra las mujeres. Y ahí también decir claro que no olvidamos a las desaparecidas y asesinadas en todos los gobiernos, sean tricolores, azules, verdes, amarillos, guindas, naranjas, cafés o cualquiera que sea su color, porque son los mismos. Y para recordarles a los malos gobiernos y a ellas que nos faltan, propusimos que llevemos una señal de color negro en nuestra ropa. Porque estamos de luto por tanta matazón que hay de mujeres en todo el mundo. Y peor todavía que ya ni las pichitas están seguras.

Hermana y compañera:

Hace unos días, lo supimos que un grupo de hermanas feministas de Veracruz, del colectivo “Brujas del Mar”, se pensó una buena idea y llamó a una iniciativa de movilización de protesta contra la violencia. Su idea es hacer el día 9 de marzo una movilización de ausencia, o sea que se vea y se sienta qué pasa sin mujeres, que sea un Paro de Mujeres.

Que sea no ir a trabajar, no comprar, no movernos, que no nos vean. Porque, lo dicen claro, parece como que las mujeres somos el enemigo principal y el sistema nos quiere liquidar, o sea aniquilar.

Después lo miramos lo que pasó con los machitos y las machitas patriarcales que hay en el mal gobierno, los partidos políticos y los grandes empresarios. Ya no les importa la desgracia maldita que viven y mueren las mujeres en México. Lo que les interesa es montarse encima de ese dolor y, borrándolo, pelearse por quién es más chingón.

Los poderosos y sus capataces políticos están, por un lado, haciéndose los muy conscientes y sensibles y ni siquiera pueden quitarse su modo patriarcal porque hasta dicen que les dan “permiso” a las mujeres para que protesten porque las matan. Ahora sí que les dan permiso de que luchen por vivir. Son unos sinvergüenzas ellos y las mujeres que tienen el mismo pensamiento de machos, aunque sean mujeres.

Y por el otro lado, pues está el supremo gobierno, que se encabrona porque ya la gente no está discutiendo lo que dice o eructa o vomita en sus palabras. Porque resulta que unas mujeres, jóvenas para más peor, le quitaron el micrófono y están gritando lo que el mal gobierno calla. Si sí es ridículo que los mal llamados opositores y opositoras políticas se hagan como buenas gentes que dan “permiso” de vivir, es más ridículo que el mal gobierno y sus fanáticos y fanáticas acuse de “golpista” la lucha por la vida de las mujeres. Ahora sí que está más peor, porque así mandan que nadie puede vivir o sobrevivir sin su permiso, y nadie puede luchar hasta que el mal gobierno lo diga en una de sus ocurrencias. De por sí así son los machistas patriarcales, que creen que todo el mundo gira alrededor de su ése-cómo-se-llama y sus coyolitos. Si alguien está luchando sin permiso, entonces es que está en contra del mal gobierno. Si asesinan a las mujeres, si las desaparecen, si las secuestran, si las torturan, si las marcan, entonces es que esas mujeres víctimas son parte de un plan que quiere quitar a un gobierno. Ya de plano no tienen vergüenza.

Y todavía los sinvergüenzas patriarcales de gobiernos y patrones dan sus consejos machitos a las mujeres: que no se dejen manipular, que se porten bien, que no rayen las piedras y las puertas, que no rompan los vidrios, que se vistan bien, que no levanten la mirada, que no den de qué mal hablar, que cuiden lo que dicen, escriben y piensan. O sea que no hagan nada sin permiso de ellos. Que sea que estamos maduras para que nos maten, nos desaparezcan y nos violen, pero no para pensar, analizar y decidir. De plano son unos babosos… y babosas, porque también hay mujeres que hasta les aplauden.

Lo que dicen es que para todo hay que pedirle permiso al mal gobierno o al patrón, hasta para sobrevivir. Porque así está de cabrona la cosa, compañera y hermana, que las mujeres en México y en el mundo están sobreviviendo. O sea viviendo con miedo. Y eso no es vivir, sino apenas es no morirse… hasta que nos asesinen o nos desaparezcan, y todo con una violencia terrorista.

Y también están quienes, supuestamente de izquierda, miran divertidos cómo el mal gobierno está mostrando que o es un baboso o un ignorante. Como si fuera necesario mirar los berrinches que hacen los malos gobiernos para saber que son las dos cosas.

Esas personas también valoran según si le sirve o no a los malos gobiernos, o si les sirve o no a quienes lo critican. Pero tampoco les importa si la iniciativa es buena o mala para la lucha por la vida que hacen las mujeres. Miran los asesinatos, las desapariciones, las violaciones, y se alegran porque eso demuestra que el mal gobierno es, además de malo, un inútil. Esas personas debieran mejor preguntarse si sus valores como de izquierda que dicen que son, les permiten mirar las luchas como si fueran verduras en un mercado y a ver qué compran o nomás mallugan.

Y en todos esos dimes y diretes que se traen allá arriba los malos gobiernos, los grandes medios de comunicación, los partidos políticos y los cabezas grandes, se olvida lo más importante que va a marcar esos días 8 y 9 de marzo, y que no es que nos están matando como mujeres que somos, sino es que vamos a luchar por nuestra vida con todos los medios y según nuestro modo, tiempo y lugar de cada quien.

Y si no les importa la vida, pues entonces ni son de derecha, ni de izquierda, ni de centro. Ni humanos son, pues.

La lucha por la vida es esencial a toda la humanidad, y no necesita el permiso de nadie porque lo traemos en la sangre. Y si alguien piensa que la lucha por la vida de las mujeres es golpista o de derecha o gobiernista o izquierdista o antigubernamental o es de un color, pensamiento o religión, pues entonces es que defiende la muerte. Si se enteran de otra asesinada, primero preguntan de qué color es su piel, su partido, su religión: y según si es su contrario pues entonces mal hablan, pero no de los asesinos, sino de la mujer víctima.

Nosotras no entendemos cómo es que el mundo llegó a eso, y que todavía dicen que nosotras las indígenas zapatistas estamos atrasadas y no conocemos el desarrollo y progreso que traen los megaproyectos y el dinero y el consumo. Eso es su progreso: malbaratar la vida de las mujeres, porque resulta que es muy barato desaparecer, secuestrar o asesinar una mujer, porque no hay castigo. Al revés, hasta no faltará quien aplauda y diga “una enemiga menos”, “un estorbo menos”, “una pecadora menos”, “una radical menos”, “una conservadora menos”, “una mujer menos”.

No entendemos por qué hay personas así, pero sí entendemos que no podemos quedarnos sin hacer nada, pensando que esos dolores y esas rabias son ajenas, que sea que no nos tocan… hasta que nos toquen.

-*-

Como mujeres zapatistas que somos esto es lo que pensamos y sentimos cuando analizamos sus palabras y acciones de las hermanas brujas:

Primero.- Nosotras saludamos su iniciativa. La miramos como algo valioso, bueno, noble, honesto y legítimo. Y la apoyaremos según nuestros modos. Porque cualquier mujer, sea una, o unas cuantas, o muchas, que luchen por la vida, deben saber que no están solas. Porque nuestro pensamiento es que, si las ausentes, las asesinadas, las desaparecidas y las encarceladas deben saber que no están solas, pues con mayor razón las vivas que luchan.

Pensamos que es buena idea, porque el día 8 de marzo, van a mirar y a sentir nuestros dolores y nuestras rabias. Y el día 9 los machistas patriarcales se van a preocupar de qué estamos pensando o planeando o sintiendo, porque no lo van a saber, que sea no nos van a mirar. ¿Qué tal que nos organizamos más y mejor? Porque a veces, del dolor y la rabia no sigue la desesperación o la resignación. Puede ser que siga la organización.

Segundo.- Por eso, según nuestro modo de cómo mujeres indígenas zapatistas que somos, es que platicamos con nuestras demás compañeras zapatistas de las comunidades. Les preguntamos si es buena idea eso del paro nacional el 9 de marzo. Y si sí es buena idea, pues no sólo decir que es buena idea, sino de hacer algo para apoyarnos como mujeres que luchan que somos.

Y les propusimos la idea de que ese día 9 de marzo, las compañeras que tienen cargo, sea de autoridad autónoma, sea de mando organizativo o de mando militar o de comisiones de educación, salud, tercias y de todos los trabajos que hacemos como mujeres zapatistas que somos, pues nomás no nos presentemos a nuestros trabajos.

Y eso porque así será nuestro modo de decirles que apoyamos esa idea del 9 de marzo sin mujeres, como una iniciativa más de las mujeres que luchan por la vida. Y como las mujeres indígenas somos mayoría en la autonomía zapatista, pues ese día se va a parar la autonomía zapatista.

Lo pensamos y lo platicamos y salió que las compañeras de las diferentes zonas zapatistas estuvimos de acuerdo de sumarnos al paro del día 9 de marzo del 2020, convocado por las hermanas Brujas del Mar.

Tercero.- El día 8 de marzo, miles de mujeres zapatistas nos reuniremos en nuestros caracoles y hablaremos de los dolores y las rabias que escuchamos en los dos encuentros de mujeres que hemos tenido, pero también hablaremos de luchas, de las nuestras y de las de ustedes, compañeras y hermanas que nos leen. Y llevaremos una señal de color negro en nuestras ropas.

Y el día 9 de marzo muchas no nos iremos a nuestros pueblos, sino que quedaremos y, en la madrugada de ese día 9 de marzo, encenderemos miles de luces. En los caracoles y en los pueblos zapatistas la luz de las mujeres brillará.

No sólo para que las mujeres que hagan ese día un día de lucha sepan que las miramos, que las admiramos, que las respetamos y que las saludamos. Que no están solas pues.

También para que, con esas luces, las hermanas ausentes, las asesinadas, las desaparecidas, las encarceladas, las migrantes, las violentadas, sepan que acá, en estas montañas en resistencia y rebeldía, hay quienes se preocupan por ellas y por sus familiares, por su dolor y por su rabia. Y no importa si esa hermana que está luchando es blanca o negra o amarilla o del color de la tierra. No importa si cree o no cree en una religión. No importa si se viste bien o mal. No importa si tiene paga o no. No importa si es partidista o no partidista. No importa si es amiga o enemiga.

Lo que importa es que esté viva y libre. Porque así, vivas y libres, pues entonces sí nos podemos criticar, mal hablar, pelear, o debatir, discutir, analizar y tal vez hacer un acuerdo: luchar contra la violencia que se hace contra las mujeres.

Porque con tanta matazón nomás vamos de un luto a otro, de un dolor a otro, de una indignación a otra. Tal vez es ése su plan del maldito sistema. Que sea que es estarnos matando y desapareciendo para que no tengamos tiempo ni modo para organizarnos y luchar contra el sistema patriarcal y capitalista.

Pero, como de por sí pasa en la historia del mundo, pues lo que va a pasar es que nos vamos a organizar precisamente para detener esa matazón. Y ya después, pues habrá quien diga que hasta ahí nomás. Pero habremos otras que nos seguiremos más allá, hasta terminar con la raíz del árbol de nuestro dolor: el sistema capitalista patriarcal, racista, explotador, represivo, robador y antihumano.

Porque, cuando al fin conquistemos el derecho a vivir, habrá quien diga que la esclavitud es buena y la abrace y la defienda como destino, mandato divino, mala suerte o hasta buena suerte.

Habrá quien diga que lo que sigue es tener buena paga. O sea que la explotación que tenemos hombres y mujeres tenga el mismo salario.

Habrá quién necesite la libertad como se necesita el aire y luche por conquistarla.

Habrá quien sea libre y luche por defender su libertad.

Habrá quien diga que se puede solas, como mujeres que somos.

Y habrá quien diga que hay que destruir a la bestia del sistema, y que para eso se necesita luchar con todas, con todos… y con todoas.

Y en lugar de muchas asesinadas, muchas desaparecidas, muchas secuestradas, muchas violentadas, tal vez habrá muchas ideas, muchos pensamientos, muchos modos de la lucha de como mujeres que somos.

Y tal vez entonces se entienda que la diferencia es buena, pero para que exista esa diferencia tiene que vivir.

Cuarto.- Por lo tanto, hacemos un llamado respetuoso a las hermanas y compañeras del Congreso Nacional Indígena – Concejo Indígena de Gobierno, de la Sexta Nacional e Internacional, y de las Redes en Resistencia y Rebeldía, a que analicen y discutan si está bien o mal esa propuesta de las hermanas brujas o si hay otras. Y si piensan que está bien, pues que le entren y sin pedir permiso. Y si piensan que está mal y que más mejor otra cosa, que sea otra iniciativa, pues a darle pues, y tampoco pedir permiso.

Así como nosotras no le estamos pidiendo permiso a los mandos y autoridades, ni a padres, hijos, novios, maridos o amantes, sino que lo vamos a hacer porque no de balde nos alzamos en armas desde el primero de enero de 1994.

Entonces ahí lo vean. Nomás sepan que no nos importa si nos dicen que somos conservadoras o golpistas o derechistas o izquierdistas.

Y a esos malos gobiernos que dicen que la sociedad se divide en liberales y conservadores, pues si es que dicen que están contra el neoliberalismo, entonces les viene tocando que se llaman “neoconservadores”.

Así pensamos y así vamos a hacer como mujeres indígenas zapatistas que somos.

Y lo vamos a hacer SIN PEDIR PERMISO A NINGÚN HOMBRE, sea malo, o bueno, o ni modos.

Es todo.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Por las mujeres indígenas zapatistas del EZLN.

Marisol, Yeny, Rosa Nery, Yojari, Lucia, Sol, Elizabet, otra Elizabet, Yolanda, Natalia, Susana, Adela, Gabriela, Anayeli, Zenaida, Cecilia, Diana, Alejandra, Carolina, Dalia, Cristina, Gabriela, Maydeli, Jimena, Diana, Kelsy, Marisol, Luvia, Laura.

Comandantas y Coordinadoras de Mujeres Zapatistas del EZLN.

México, 1 de marzo del 2020.

Encuentro: Dentro, Contra y Más Allá de la Hidra Capitalista

A los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN en los EEUU:

A las redes de solidaridad, apoyo, resistencia y rebelión con el EZLN y el CNI, o como se llamen:

Al Congreso Nacional Indígena (CNI) y al Concejo Indígena de Gobierno (CIG) en México:

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN):

A todos aquellos que resisten el capitalismo desde abajo y a la izquierda y se sienten inspirados por la lucha del EZLN:

Compañeras, compañeros, compañeroas, compas, hermanas, hermanos, parientes:

La red Sexta Grietas del Norte te invita al Encuentro de Sextas en los Estados Unidos, “Dentro, Contra y Más Allá de la Hidra Capitalista”, desde donde, como todos sabemos, las ruedas de la destrucción se mueven hacia todos los rincones del mundo.

Ahora más que nunca es necesario organizarnos colectivamente y, siguiendo el llamado del EZLN, “Iniciar o continuar el análisis-valoración de la realidad en que nos movemos, haciendo y compartiendo dichos análisis y valoraciones, así como las propuestas de acción coordinadas que se deriven,” para poder tomar las medidas necesarias en nuestras respectivas trincheras.

Este llamado es para todxs lxs compañerxs que luchan y resisten la explotación capitalista y la opresión patriarcal dentro de los Estados Unidos, especialmente a los adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y aquellos que se identifican con la lucha y el pensamiento Zapatista, así como con los pueblos del Congreso Nacional Indígena (CNI).

Los tiempos que vivimos exigen que entendamos colectivamente los cambios en el capitalismo contemporáneo en su conjunto y cómo son en nuestros propios contextos. Proponemos trabajar para recuperar nuestras historias, tradiciones y comprender nuestras luchas pasadas y actuales para que podamos visualizar y crear autonomías construidas a partir de nuestros respectivos análisis colectivos.

El propósito del Encuentro es encontrarnos, compartir nuestros dolores, nuestras formas de enfrentar esta civilización de muerte y construir y fortalecer nuestras autonomías. Es para compartir los caminos que podemos andar juntxs en contra y más allá de la Hidra y trabajar en solidaridad con las comunidades en lucha en Chiapas, en México y en el mundo. Nuestro objetivo es facilitar el desarrollo de conocimientos y respuestas colectivas, fuera de las cartografías y calendarios occidentales, en contra de los poderes que buscan reprimir a todas las comunidades de resistencia y que desplazan a millones de personas en todo el mundo.

El Encuentro consistirá en una reunión de dos días en Oakland, California (territorio Ohlone), sábado 7 de marzo y domingo 8 de marzo de 2020. Habrá paneles, círculos de diálogo y conversatorios sobre preguntas clave, que incluyen, entre otras, las siguientes:

¿Cómo enfrentamos al capitalismo desde el interior de la Hidra?

¿Cómo podemos construir y fortalecer las redes y las organizaciones Sexta de las que formamos parte?

¿Cómo construimos y apoyamos las autonomías de los demás respetando los respectivos contextos y formas de cada una de nuestras regiones, ciudades, comunidades u otras geografías?

¿Cómo podemos fortalecer el movimiento político para la vida misma que el CNI y los zapatistas han articulado como la preocupación más apremiante de nuestro tiempo?


Proponemos no aislarnos, sino convertir cada uno de nuestros pequeños rincones del mundo en grietas, fisuras, abismos y fallas que volteen de cabeza el sistema actual. Nuestra lucha hará temblar la tierra cuando todas las pequeñas grietas que hagamos se unan y formen una sola. Así es como imaginamos un futuro donde nuestra única forma de sobrevivir es trabajando colectivamente.

Rompamos los engranajes de las ruedas capitalistas que sostienen este mundo artificial. Encarnemos el espíritu, la dignidad, la justicia y la digna rabia de nuestra Madre Tierra, nuestro pasado, nuestros ancestros y todas las fuerzas del mundo natural. Esta es nuestra fuerza colectiva que nadie nos dará ni podrá quitarnos. Dicho de otra manera, ¡debemos continuar resistiendo, soñando, construyendo y amando a toda costa! ¡Eso es lo que da vida a otro mundo, de hecho lo que la Vida misma nos exige!
Invitamos a todos a participar, ya sea individual o colectivamente. ¡A todos los adherentes y a todos los que se encuentran en estas palabras y quieran andar juntos por este camino! ¡Únete a nosotros!

Sexta Grietas del Norte es una red de organizaciones e individuos en los Estados Unidos, adherentes a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Nos unimos por primera vez como Grietas al llamado del EZLN en 2017 para facilitar el transporte y la entrega de café de las comunidades zapatistas a organizaciones y colectivos con sede en los EEUU que trabajan activamente para apoyar a las comunidades de migrantes, perseguidos y otros desplazados. Estamos comprometidos a construir una auto organización colectiva y una lucha anticapitalista en los EEUU, que incluye resistir a las jerarquías raciales opresivas y actuar independientemente del sistema de partidos políticos de estado. Nuestros objetivos son apoyarnos en las luchas mutuas, crear un frente amplio de lucha anticapitalista basada en la comunidad en los EEUU, y actuar en solidaridad con nuestrxs compañerxs del EZLN, CNI, CIG y de la Sexta en México y en otros lugares.

Registresen aquí

Cualquier pregunta, favor de contactárnos: grietasdelnorte00@gmail.com

Encuentro: “Dentro, Contra y Más Alla de la Hidra Capitalista”

A %d blogueros les gusta esto: